Tuesday, August 22, 2006

Permiso para ser

"Moretones en el alma" , o "del alma" se llamaba una novela francesa.
Anestesia en el alma. No se siente el dolor que es como decir se siente alivio. Alivio. Alivio. Alivio. Alivio. Permiso para respirar. Para ser.
Tengo una horrible contractura en las cervicales. Permiso para ser. Sin dolor. Ser. Existir.
Ana y su "Honrar la vida".
Miedo de abrir un libro (¿yo, miedo a un libro? ¿a cualquier libro?), un cajoncito, y ver cosas, una frase, un boleto de colectivo, un pase del subte de Buenos Aires que me recuerde este verano. Terrible.
Yo creí que era madura, fuerte, como las mujeres bíblicas. Y no. Aquí estoy clavada entre el imsomnio y el recuerdo, entre la verdad y la fantasía, entre sueños y pesadillas...
A los cincuenta y pico de años sin saber quién soy, por qué pasó esto con mi hijo, qué pasa con mi hijo.
No sé quién soy ni quiénes son los hombres de mi vida: el abuelo, papá, mi marido, mi hijo. ¿Quiénes son? ¿Quiénes fueron para mí? ¿Quién o qué soy o fui yo para ellos?
Por momentos me pierdo. Por momentos no estoy. Dormir. Dormir. Dormir.
Tengo tantas cosas en la cabeza: proyectos, ideas, ganas... y después la realidad de los años. ¿Qué puedo empezar ahora?
Muchas veces pensé escribir algo de narrativa con fragmentos de los mails: míos, de mis amigas, de mis hijas. La vida transcurre a través de los mails. Como de las cartas, los llamados telefónicos. Las conversaciones. Las mujeres "hablamos" la vida y compartimos tantas y tantas cosas.
Quisiera ser esquemática y no sufrir.
Quisiera no sufrir. No querer hasta el dolor. No extrañar hasta el grito. No recordar hasta la minucia.
Por momentos estoy deprimida.

Pero no saber bien qué empieza ahora me parece algo mágico a esta altura de la vida.



Paulina

Saturday, August 19, 2006

Pensamiento de Walt Whitman

PENSAMIENTO


Acerca de la obediencia, la fe, la adhesión:
Cuando me aparto y observo, hallo algo profundamente conmovedor
en las grandes masas de hombres que se dejan guiar por aquellos
que no creen en los hombres.

Walt Whitman


Qué actual este pensador, qué contemporáneas sus ideas. ¿Qué les parece este texto?
Ni intento pensar qué diría este autor si viera a los conducctores del pueblo en esta bendita Isla...


Paulina

Friday, August 18, 2006

Nunca te ha llegado una hora

NUNCA TE HA LLEGADO UNA HORA


¿NUNCA te ha llegado una hora
-Un divino destello súbito que hace estallar estas burbujas, modas, riqueza,
Los afines ávidos de tus asuntos: libros, política, arte, amoríos-
Una hora que te dice su nadería?

Walt Whitman


Llegó la hora que dice su nadería, la hora que grita su inutilidad, la hora que desde el espejo nos acecha con lo que más tememos, nuestra verdad.
Y quiero compartirla con ustedes, amigas, con quienes siempre compartí tantos delirios, divagues, digresiones...
Mientras esperamos, entre viajes y despedidas, cartas y llamados, velorios y nacimientos, exposiciones y películas, novelas y artículos, cafés y vinitos, el momento perfecto de reencontrarnos como un jueves en alguna ciudad de nuestra historia.


Paulina