Thursday, March 12, 2009

¿Qué he hecho yo para merecer esto?


Me pregunto cuál habrá sido nuestro error, esforzados padres clase media en la época menemista, para tener tantas dificultades con nuestros hijos que no logran asumir las responsabilidades de la vida adulta...
No se trata de comparar con nuestros años mozos en la década del setenta, sino con jóvenes de otra extracción socioeconómica que desde temprano deben autoabastecerse cuendo no colaborar con el sostén de la familia. Pero los nuestros no, y son los reyers del "vivir mi vida" y "hacer la mía" bancados por el esfuerzo ajeno (léase de los padres). En vano me desvelo preguntándome "en qué me equivoque´", triste al intuir que nunca voy a tener la respuesta justa ni la solución a estos desencuentros en el presente... Quizá la única salida sea intentar uno también "hacer su vida", y en el disfrute cotidiano de las pequeñeces que nos merecemos, encontremos la paz con nosotros mismos y con ellos, sin rencores ni reproches.
Paulina