Tuesday, September 08, 2009

De: "Cartas a un joven poeta" de R. M. Rilke


XXII

Somos los errantes.
Pero el andar del tiempo
tomadlo como nimiedad
en lo que siempre permanece.

Todo lo que corre
habrá pasado ya;
pues sólo lo que queda
nos consagra.

Muchachos, oh, no echéis el valor
a la velocidad
ni al intento de vuelo.

Todo ha descansado:
tiniebla y claridad,
flor y libro.

Rainer María Rilke